Urantia
El Nombre Celestial de Nuestro Planeta

El Libro de Urantia es un mensaje-revelación dirigido a toda la humanidad del planeta Tierra. Se trata de una serie de documentos publicados como El Libro de Urantia.
El Libro hace una contribución significativa al pensamiento religioso, filosófico y científico de todas las naciones del planeta. No es una nueva religión, como tampoco una nueva regla de vida para nuestro mundo en permanente cambio, pero sí es una guía espiritual dirigida a los seres humanos del siglo XXI, a todos aquellos que posean mente abierta y corazón valiente y se encuentren interesados en la búsqueda de Dios.

El Libro de Urantia no fue escrito para convencer a los no creyentes, sino con el fin de ayudar a aquellas personas que están en la búsqueda de la verdad de todo lo existente. El Libro fue escrito para personas con pensamiento independiente y voluntad libre y fuerte, para los que sinceramente buscan conocer la verdad acerca del origen del universo, de la aparición de la vida en la Tierra y del significado de la existencia humana.
Según el texto urantiano, existen cinco grandes revelaciones, cada una de ellas entregada a la humanidad en distintas épocas. Existían además muchas revelaciones parciales recibidas a través de los profetas. El Libro de Urantia es la quinta revelación y fue publicada por primera vez en el año 1955 en la ciudad de Chicago, EU. La anterior revelación, la cuarta, vino a la Tierra hace 2.000 años en forma de enseñanzas y como el ejemplo de vida de nuestro Dios Creador, Miguel de Nebadón, a quien en la Tierra llamaron Jesús de Nazareth.

El Libro de Urantia es la revelación más avanzada frente a todas las que llegaron en las épocas pasadas. Obviamente, en el siglo XX la humanidad ha progresado en forma significativa y puede entender mejor la ciencia celestial en un nivel adecuado.

Los autores de los documentos de Urantia son seres celestiales de diferentes órdenes, totalmente desconocidos en nuestro planeta. Fueron elegidos especialmente para realizar la quinta Revelación en un lenguaje comprensible para los humanos de nuestra época. Tales documentos escritos por seres celestiales se recopilaron en un libro, ya que esta forma de presentación corresponde adecuadamente al nivel intelectual del ser humano contemporáneo.
El Libro de Urantia está dividido en cuatro partes: la primera es bastante compleja para la comprensión humana, ya que describe los atributos del Padre Universal, de la Trinidad Paradisíaca, de la organización y la administración de los Universos, temas totalmente desconocidos por la humanidad.
La segunda está dedicada a nuestro Universo Local Nebadón, una pequeña parte de todo el Universo. Se explica la creación física del Universo Local y la existencia de gran cantidad de seres celestiales que trabajaban incansablemente en su progreso. El Padre Universal es la Primera Fuente y Centro de todo lo que existe en el Gran Universo, pero en el Universo Local de Nebadón Él está representado por su Hijo Creador, Miguel de Nebadón. Junto con Él se halla la Representante Divina, la Hija Creadora, conocida por la Iglesia cristiana como el Espíritu Santo.

La tercera parte del Libro relata la historia de Urantia desde el origen del sistema solar, la formación del planeta Tierra, su desarrollo geológico y el surgimiento de las vidas vegetal, animal y humana. El primer ser humano nació hace casi un millón de años en los bosques del sur de Asia, de una pareja de animales, primates superiores.

El Libro habla sobre la misión de los seres semimateriales Adán y Eva en nuestro planeta, la cual comenzó casi 38.000 años atrás y terminó aproximadamente 530 años después. En esta parte del Libro se revelan las consecuencias de la rebelión de Lucifer y su efecto sobre el progreso de la humanidad. Los autores celestiales nos explican las posibilidades de sobrevivir más allá de la muerte física, es decir, de gozar de otras vidas futuras no materiales. Estas vidas son consecutivas, ascendentes y se realizan en los planetas arquitectónicos, distintos del nuestro.

En la cuarta parte se revela por primera vez en dos mil años la información completa sobre la vida de Jesús Cristo en el planeta Tierra, desde su nacimiento hasta su crucifixión. Se describe, año tras año, su infancia, su juventud, sus viajes y los problemas que él experimentó en su vida terrenal. Están publicados sus discursos y las enseñanzas a los apóstoles. El Libro nos explica la misión salvadora de la llegada de Jesús Cristo al planeta Tierra. La vida material de nuestro Creador constituye un ejemplo y una valiosa guía para nuestras vidas en este planeta.

El Libro de Urantia describe la formación de religiones en el planeta Tierra. Hace comparaciones con los libros sagrados y con las diferentes filosofías terrenales. Los autores brindan también mucha información para las ciencias exactas, física, cosmología, biología, genética. La información científica publicada en el Libro no fue conocida por las ciencias terrenales en los años treinta, cuando llegaron estas revelaciones. Muchas de las enseñanzas sobre las ciencias fueron confirmadas después por las investigaciones científicas.

El Libro de Urantia puede cambiar en forma radical tanto la vida humana como la visión de la humanidad sobre el mundo. La información contenida en los documentos de Urantia enriquece la mente y el alma del hombre. Lo hace comprender la grandeza de la creación, la organización y el funcionamiento de todo el Cosmos. El Libro explica el propósito de nuestras vidas y el lugar que ocupan los seres humanos entre todos los seres vivientes del Universo.

Cada persona comprende las enseñanzas de El Libro de Urantia en forma diferente dependiendo de su nivel intelectual, espiritual y cultural. De ahí que cada persona interprete en forma personal la información contenida en el Libro, pero solo quienes sean capaces de superar los dogmas de las enseñanzas anteriores y los que posean sed de conocimiento cósmico podrán algún día oír el llamado espiritual de la verdad. El Libro de Urantia posee la virtud de hacer ascender a un ser humano a los niveles intelectuales y espirituales muy elevados.

Lo más importante de toda vida humana es ganar la sobrevivencia eterna. La mayoría de las personas no son conscientes de este acontecimiento tan importante. El Libro de Urantia nos enseña el camino a la eternidad, aunque es imposible obtener pruebas científicas sobre este hecho.

El camino del ser humano para ganar la vida eterna consiste en tomar la decisión de hacer la voluntad de Dios en cada acto de su vida, lo que lo lleva a comprender los valores cósmicos. Esta decisión es el único pasaporte para la vida eterna en un Universo de amor, ley y logro progresivo hacia la Deidad.